Casa Sanar se construirá con los recursos de tapas plásticas

Bogotá_Generalmente, la excusa para ayudar a alguien que lo necesita es que no se tiene dinero o tiempo. Sin embargo, hace 20 años la Fundación Sanar Cáncer ha combatido esa percepción. Esta organización ayuda a niños y adolescentes con cáncer desde hace 31 años; pero hace 20 fue que encontró en el reciclaje la manera de financiar sus iniciativas, que han beneficiado al menos a 12.000 pacientes.

 

Desde 2012, la fundación decidió reciclar tapas plásticas con el programa “Tapas para Sanar”. Gracias  a este material,  la iniciativa tuvo un nuevo impulso, pues logró movilizar no solo a las empresas, sino también a ciudadanos del común.  “La importancia de esta actividad radica en que su impacto no solo es social, sino también ambiental.  Esta iniciativa genera más de 50% de los recursos que permiten que la Fundación Sanar desarrolle sus programas de detección temprana, apoyo psicológico y apoyo social”, explicó Ana Galvis, coordinadora de recolección de tapas. 

Con este programa se  benefician anualmente cerca de 550 niños, niñas y adolescentes con cáncer y sus familias. Sin embargo, el año pasado superaron esa cifra: “durante 2016, un total de 608 niños, niñas y adolescentes con cáncer y sus familias se beneficiaron de nuestros programas”, dijo Galvis. 

Dentro de las metas para este año, la organización tiene la construcción de Mi Casa Sanar, que será el primer centro de apoyo integral para niños, niñas y adolescentes con cáncer.

Para alcanzar esta meta, la fundación espera superar las 500 toneladas de tapas plásticas redoblando los esfuerzos en materia de recaudación y buscar nuevas actividades  que permitan lograr el objetivo. 

De acuerdo con Gina Sánchez, directora de la Fundación Traspasando Fronteras, en Colombia se presentan más de  2.200 casos de niños con cáncer al año. Motivo por el cual, la comunidad empresarial debe unirse para defender el futuro de los menores.

Gustavo Yepes, director de gestión y responsabilidad social de la Universidad Externado, manifestó que estas iniciativas movilizan y sensibilizan, pero deben difundir los resultados para que la gente no se desmotive y pierda el interés en estos y otros programas similares. 

Dentro de las entidades que apoyan la recolección están la Secretaría de Integración Social, Registraduría, Ejército Nacional, Icfes, Fonade,  Ministerio de Hacienda, hospitales públicos, Alcaldía de Bogotá, alcaldías locales y de municipios aledaños, Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, Coldeportes, Instituto de Recreación y Deporte, Instituto de Bienestar Familia, Sena, Ministerio de Educación y la CAR.

La importancia de reciclar

Una de las ventajas de la campaña es que tiene dos logros, pues al apoyo de la lucha contra el cáncer, se le suma el cuidado del ambiente. Sin embargo, la fundación señala que para la iniciativa es muy importante la educación, pues muchas personas no tienen la cultura de separar en la fuente y terminan entregando material que está contaminado y ya no puede ser reciclado.  

Dentro de las dificultades que tiene que afrontar Sanar Cáncer está la creciente competencia, ya que  debido al éxito del programa, muchas otras fundaciones empezaron a reciclar tapas para sus propias obras. “También entidades que se unieron inicialmente a nuestro programa, como aliados y que nos apoyaron durante muchos años, en algún momento decidieron continuar con la recolección de tapas para sus proyectos”, dijo Galvis.

Álvaro Urquijo, director de Qualitas T&T, resaltó lo positivo de estas estrategias, pero manifestó que falta comunicación para que al interior de las empresas participen más. 

El proceso de recolección

A través de los años, Sanar Cáncer ha consolidado alianzas con entidades públicas y privadas que ayudan con la recolección de las tapas. El producto recuperado es entregado a aliados que muelen las tapas, las lavan y las convierten en materia prima para nuevos productos, evitando que vayan al relleno sanitario.  En Bogotá, la entrega de tapas se puede realizar en los centros comerciales donde se encuentran los buzones de recolección y en las sedes de la fundación en el barrio Eduardo Santos y en Rionegro. 

A nivel nacional las tapas se pueden depositar en los recolectores que se encuentran en las oficinas del Banco Aval o en las oficinas del servicio de mensajería 4-72, quienes trasladan las tapas hasta Bogotá sin costo. 

El trabajo de Traspasando fronteras    

Esta es una fundación que, a través de cuatro programas, ayuda a la manutención de los menores que están en tratamiento contra el cáncer y no tienen recursos para sostenerse en Bogotá. Con esta iniciativa, la organización busca acabar con la deserción de pacientes menores de edad que cuentan con esta enfermedad.

Gina Sánchez, directora de la fundación, explicó que cerca de 210 niños se benefician de los programas que realizan. Entre las iniciativas se destaca la entrega de mercados balanceados alcalinos, pues la mala alimentación es causante del cáncer. 

 

Originalmente publicado em: http://www.larepublica.co/casa-sanar-se-construir%C3%A1-con-los-recursos-de-tapas-pl%C3%A1sticas_484456

14º Foro Alianza Latina


  • 14º Fórum Alianza Latina – Melhores Práticas para o 3° Setor da Saúde - 12 e 13 de novembro

    Vea

Red Alianza Latina

  • Misión

    Promover la capacitación, profesionalización y cooperación entre organizaciones de apoyo a pacientes, para mejorar de forma continua la calidad de vida de los pacientes en Latinoamérica.

  • Visión

    Ser el mayor interlocutor ante los organismos de salud y gobiernos en Latinoamérica.